23.9.06

·Rehaciendo·


El año pasado ilustré para Imaginarium un libro de pegatinas sobre la Navidad destinado a niños de dos a seis años, pero no quedé contento con el trabajo. Ahora van a reeditarlo y me ofrecieron la posibilidad de modificarlo, aunque tengo la limitación de mantener la forma de las pegatinas.
Lo interesante de rehacer trabajos antiguos es que te permite ver la evolución de tu propio estilo y darte cuenta de la importancia de buscar soluciones diferentes a los problemas que te plantea un mismo dibujo.

16.9.06

·Los árboles andantes·

Cuenta mi hermana Teresa que existen en la selva árboles andantes. Árboles que desafían la definición que les condena a permanecer estáticos en el mundo en virtud de la profundidad de sus raíces. Su caminar es lento e imita el pulso de los días y de las noches. Y como habitantes de una Perelín real inundan de magia la selva, recordándonos con su presencia que todo concepto humano es relativo.

·Anécdota·


Ayer me dijeron una de las cosas que mejor le pueden hacer sentir a uno como creador de libros infantiles: que una niña de tres años quiere que le lean todas las noches una de tus obras, en concreto el cuento É rara Makeke?, y que habla con la hormiga protagonista diciéndole que venga a vivir con ella si sus congéneres no la quieren.
Anécdotas como ésta te llenan de ganas de seguir adelante.