11.2.08

·El mar de Rubén Darío·

11 Comments:

Blogger belula dice...

Ojos verdes...ummmm!!!....me encantan...

17:35  
Blogger tatio viana dice...

Que ojos más hipnóticos... Casi me mareo de tanto fijarme.
Muy bonita, señor Muñiz.

10:04  
Blogger iban barrenetxea dice...

Cierto, esos ojos son la mar de hipnóticos...

Maestro, sigues sorprendiendo en cada dibujo.

19:59  
Blogger sobri dice...

Qué gran idea tuviste, si señor... lo que se puede llamar un crack... enhorabuena.

12:09  
Blogger aitana dice...

Rubén está despeinado...¿qué tendrá Rubén? maremotos se escapan de sus ojos-satén...
qué precioso.

04:49  
Blogger JACOBO MUÑIZ dice...

Hola Belula. No sé si los del hombre son verdes o no (a lo mejor sí...). Aquí el verde se lo da el reflejo del mar.

Hola Tatio. La verdad es que viendo el dibujo identifico a posteriori dos influencias. La primera te la cuento a ti y la segunda se la diré a Alberto un poco más abajo. Bueno, pues la tuya: me recuerda bastante a un dibujo que me impactó mucho de pequeño, un retrato de Rasputín que aparecía en una enciclopedia para niños.
Me gusta que las influencias surjan de manera inconsciente y espontánea. Pasa un poco como cuando los caníbales pensaban que comiéndose el cuerpo de sus enemigos adquirían sus cualidades. Uno devora imágenes a lo largo de su vida y pasan a formar parte de él, de manera que antes o después acaban colándose en su obra sin que uno se dé cuenta.

Iban, hipnóticos como el mar, o eso pretendía... Me alegro de que te lo inspire, Maestro.

Albertus, tu parte. Al rato de acabarla me di cuenta de que Magritte hizo algo parecido, aunque en vez del mar empleó el cielo.

Qué bonito, Aitana. Muchas gracias.

07:13  
Blogger paloma dice...

Hola Jacobo, muy bonitas tus ilustraciones, muy delicadas. Se nota que te gusta mucho todo esto. Me dio mucha pena lo del libro ¿quién habla contigo?, ha sido una experiencia para que todos tengamos en cuenta.

Muy buenos tus links también, ahí ví que estaba Remedio Varo.

Un abrazo

13:18  
Blogger pinol dice...

Dichoso el árbol, que es apenas sensitivo,
y más la piedra dura porque ésa ya no siente,
pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo
ni mayor pesadumbre que la vida consciente.

...

Lo fatal. Rubén Darío


Un saludos Jacobo, deseo saber más de este proyecto, estás ilustrando un poema de Rubén.

Saludos desde Managua

18:38  
Blogger JACOBO MUÑIZ dice...

Hola Paloma. Muchas gracias por tu visita y tus palabras. Sí, ahí está Remedios Varo, como imprescindible. Otro abrazo para ti.

Hola Lonnie. A veces uno comparte las emociones de ese poema de tu compatriota pero, por suerte, la mayor parte del tiempo se alegra de los regalos que le trae la vida y no envidia el no sentir.
La ilustración es una propuesta rechazada por la editorial para ilustrar un poema de Rubén Darío que aparece en el libro de texto en el que estoy trabajando estas últimas semanas.

07:59  
Blogger iban barrenetxea dice...

¿Rechazada? "Cosas veredes..." :-(

12:40  
Blogger JACOBO MUÑIZ dice...

Sí, Iban. Me la rechazaron ya en el boceto, pero como me gustaba la acabé simplemente por el placer de hacerlo. Y aquí está...

06:01  

Publicar un comentario

<< Principal