26.9.08

·Libro de valores·


Durante el verano, hasta la semana pasada, estuve trabajando en un libro cuyo parto fue difícil por diversas circunstancias. Una de ellas fue el hecho de que se me pedía un tipo de trabajo muy tradicional, contrario a la búsqueda en la que me hallo inmerso en este momento (nuevas formas de composición, lenguajes diferentes a la hora de representar las escenas, alejamiento de la literalidad...). Desde luego, uno es libre para aceptar o rechazar un encargo, pero al final éste me resultó atractivo por mi confianza en una de las editoras y porque la disposición del texto en las páginas suponía un reto, en el sentido de que me obligaba a buscar la manera de encontrar una ilustración que fuera encajable en el escaso espacio disponible, a ilustrar con lo mínimo. No obstante, el trabajo final sufrió varias correcciones encaminadas a darle al libro una apariencia todavía más tradicional.

Como ejemplo pondré el dibujo que ilustraba un cuento irlandés titulado El gigante de Escocia. Para ser fiel a lo que decía más abajo acerca de que no es posible valorar realmente una ilustración sin conocer el texto que la acompaña, resumo brevemente el cuento:
Un gigante irlandés recibe la "invitación" a luchar por parte de otro gigante mucho más fuerte que él que vive en Escocia. Ante el aprieto, a su mujer se le ocurre la idea de vestirlo de bebé y meterlo en una cuna. Cuando llega el escocés preguntando por él, su mujer le dice que no está en casa. Al ver el "bebé" que hay en la cuna el gigante peleón sale huyendo a toda prisa. Piensa que no tiene la más mínima posibilidad de ganar el combate que él mismo convocó porque un niño tan enorme solo puede ser hijo de un ser descomunal.

La ilustración de arriba era mi propuesta, ya bastante literal aunque demasiado arriesgada en la composición, según el criterio de la editorial. La de abajo es el resultado de las correcciones que me pidieron.
Son dos maneras diferentes, de entre las muchas que hay, de enfrentarse a un mismo espacio disponible.



***

Una mujer que me regala telas, y que prefiere permanecer en el anonimato, me contó esta graciosa anécdota:

"Estoy en el ordenador y las niñas han llegado del cole. XXXX se ha sentado a curiosear los libros que tengo en la estantería y se ha puesto a leer en alto en no sé que idioma raro, pronunciando como de broma algo que suena como a espanglis-chinorris, algo rarísimo y la digo:
-¿Pero que lees? -y me enseña tu libro del Conejo Dentón. La digo que es gallego y que así no se lee. Y me dice que si se lee como se escribe, entonces la digo que sí (aunque no estoy segura) y me dice:
-Uf! entonces es mas fácil.
Y ahí la tengo leyendo en gallego."

Está claro que los niños ven en los libros mucho más que un simple conjunto de páginas que leer.

27 Comments:

Blogger aitana dice...

vaya.... a mí me gustan las dos... lo que me gusta más de la primera propuesta (la suya de usted propia) es que uno tiene que detenerse a pensar para entenderla bien y de alguna forma armar el rompecabezas (y eso es todo un logro, a mi parecer); también me encantan las manos, muy finas y delicadas (¿quién dijo que los gigantes no son buenos para la papiroflexia?)... una parece de Botticceli. De la segunda opción me gusta el efecto de marco que da, y de tradicional. Parece antiguo casi casi de verdad (además de que el gigante salió muy guapo, y que parece que esté andando rápido y con pasos muy fuertes de esos que retumban).

13:57  
Blogger Kalo Varea dice...

Pues entre las dos yo también me quedaría con la segunda.
Hay que reconocer que aunque en este proyecto exigían ser más "tradicional", el uso de un espacio tan reducido también es un aliciente para exprimirse el coco y disfrutar con el trabajo, no?

14:11  
Blogger 3ster dice...

Vaya, Jacobo, todo un reto encontrarse ante este espacio para ilustrar, resulta todo un aliciente de antemano...
La verdad es que las dos me parecen muy interesantes, quizás me quedaría con la segunda por la sensación de ambiente que aportan el castillo y el mar como marcos, a pesar de su mayor literalidad. Supongo que en libro de texto, afrontar esa tarea es árdua, y me parece un tema importante el que planteas en posts anteriores.
De todas maneras, es maravilloso poder ilustrar en búsqueda de nuevas soluciones para no abordar el camino fácil, pues esas inquietudes son las que nos llenan de vida....

Un abrazo

PD: gracias por descubrirme a Cecilia!

14:57  
Blogger Joaquín Rosado Martel dice...

Hola Jacobo

¿Cómo estás? Joe el otro día caí en la cuenta de que llevo siglos sin pasarme por aqui (bueno, por ningun blog en general)así que he entrado a saludarte y a ponerme un poco al día de tus últimos trabajos.
Pues de estas dos ilustraciones la verdad es que me quedaría con la de abajo; supongo que por verse un poco más el gigante (super carismático, eh? :) )
Estoy ahora acabando las ilustraciones de un libro que sale en navidad ( si todo sale bien) llamado "Gente del mundo". Es bastante interesante. El autor es un escritor mexicano y por allí ya se publicó hace muchos años sin ilustrar. Cuando esté listo te mandaré un ejemplar a ver que te parecen las ilustraciones, porque del tema de la edición me lavo las manos (sí, es la mísma editorial de Adolfo).
Bueno, un abrazo macho, que te vaya muy bien.


Joaquín

21:18  
Anonymous Arianna dice...

Hola Jacobo, sabes que soy muy tímida y prefiero no intervenir en espacios públicos, pero no tengo más remedio (tú ya sabes de sobras lo que opino sobre estas imágenes). Alguien más tendrá que decir algo en favor de mis gigantes favoritos: los primeros. Creo que cualquiera de tus imágenes consigue un efecto agradable y es cálida y, bueno, muchas más cosas positivas. Naturalmente la segunda imagen es muy bonita. Aprovechas muy bien el espacio y creas a un dulce gigante gruñón (entre otras cosas). Bajo mi punto de vista, el límite de la segunda es que decora el texto (que finalmente es lo que se te ha pedido, no digo que no): se conforma con ser muy descriptiva. La primera en cambio llega con juego y guiño incluidos: esos gigantes son tan grandes que no caben en la página. Igual soy tonta al decir esto, porque es muy evidente, pero creo que es un detalle importante. La primera crea complicidad con el lector y le proporciona estímulos de juego y reflexión (lo trata como alguien inteligente, creo). La segunda decora una página y lo hace con gracia y equilibrio, pero es muda, no suscita diálogo, mientras que creo que la primera sí lo hace. Y a mí me encanta todo lo que le lleva a uno a hacerse preguntas sobre las cosas sin aceptarlas tal como se dan, debe de ser eso. Un abrazo.

22:51  
Blogger Juan Manuel dice...

Hola, mi primera vez en este blog, y la verdad es que estoy encantado con lo que veo.

Personalmente me gusta mas la segunda el encuadre es mejor y ya que te curras la ilustración pues al menos que se vea bien.

Buen color, la verdad es que se nota la paciencia al pintar!

23:19  
Blogger Iban Barrenetxea dice...

Yo también prefiero la primera versión, me parece más atractiva y captura el momento clave del susto que se lleva el gigante a ver al "bebé". Además, consigue trascender los límites de la página y hace que nuestra imaginación vea lo que hay fuera de sus márgenes. De todas formas, me parece lo suficientemente accesible como para que resulte innecesaria la versión más "tradicional" (?). Por desgracia el Reino de Elloselopierden es uno de los lugares más superpoblados del planeta.

Otro ejemplo para todos nosotros no sólo de tu talento sino de tu profesionalidad; chapeau!

08:22  
Blogger escudero79 dice...

Me molan, mucho las dos, jacobo ha sido un placer conocerte aunque fuera fugazmente.Sabes que lo siento, parece que volveré asi que en esa vez hablamos más tranquilamente, un abrazo.

13:57  
Blogger JACOBO MUÑIZ dice...

Mmmm. Qué interesantes todas las opiniones. Aprovecho para explicar lo que me llevó a plantear la ilustración de la manera en la que lo hice:
Como dice Aitana, mi intención era reflejar la enormidad haciendo complicado percibir las figuras de los personajes, de manera que hubiera que montarlas en la cabeza de manera similar a un puzzle. Cuando uno se encuentra ante algo gigantesco no lo puede percibir de un solo vistazo, sino que ha de componerlo mentalmente a partir de
sucesivas "fotografías mentales". Ése era el efecto que buscaba.
Tal como dice Iban, otra de las ideas era que los gigantes, por el hecho de serlo, no pudieran ser recluidos en las dimensiones de las páginas. Este recurso traté de
usarlo en su momento en la portada de La giganta Cereza, pero fue también rechazado por la correspondiente editorial. Quería darles además a los gigantes un aspecto más delicado, no el
típico de criaturas brutas y rudas, de ahí que sus manos parezcan adecuadas para hacer
papiroflexia, como propone Aitana, y para utilizar en la lucha gráciles espadas de esgrima, en lugar de los habituales garrotes del tamaño de un roble.
Por último, como dice Arianna, busqué en la medida de lo posible, dados los límites impuestos desde la editorial, una ilustración que proporcionara un mínimo de juego.
Todo estos son aspectos que no existen en la segunda ilustración. Por ello mi preferida es la primera.
Un abrazo para todos y muchísimas gracias por vuestro interés a la hora de justificar vuestra elección, fuera la que fuera.

18:57  
Blogger Koldo dice...

Hola Jacobo,
me parecen muy buenas éstas ilustraciones tuyas, un proyecto muy interesante al que veo que le has sacado buen partido con una propuesta arriesgada y original. ¡Felicidades!

20:09  
Blogger tatio viana dice...

Pues a mí, hoy, como estoy cansado y perezoso, me gusta más la segunda, que, cual serie de telecinco, no me hace pensar, y además tiene unos colores preciosos.

Mañana, que estaré descansado y juguetón, me encantará la primera, que parece pedir un baile a la imaginación.

Como no soy editor y vivo permanentemente en la frontera con el Reino de Ellosselopierden, tengo esa posibilidad. Elegir cada día una y ponérmela de fondo de escritorio para deleitarme y de paso sacar algo de inspiración.

Lo único importante que demuestras en este "ejercicio" que nos planteas es lo gigante que te estás haciendo en esto de la ilustración. Eso y que el trabajo de editor debe provocar unas otitis terribles.

Un abrazo fuerte.

Ah, "buenérrima" la anécdota de la Sr. A. Nónima. Ahí tienen los editores la inteligencia de los niños... ¿cómo vamos a negarles luego la posibilidad de que jueguen con su mente gracias a las ilustraciones de los libros?

10:03  
Blogger María W. dice...

¡La primera! Es perfecta. Y para no reiterar, me pliego a las palabras tan bien dichas de la tímida Arianna y del señor Iban.
Un abrazo, don Jacobo.

04:50  
Blogger JACOBO MUÑIZ dice...

¡Hola Koldo! ¿Tú crees? Pues fíjate que a mí es un trabajo que en general no me convence. Además tuve que acotar todos mis deseos de arriesgar y me sentí un poco como un perro con una cadena muy corta atada al cuello.
Me alegra tenerte por aquí.
Un abrazo.

Gran Tatio, usted siempre tan divertido. Sus visitas son un placer. Cuando te guste más la primera me pones otro comentario apoyándola, que la pobre va perdiendo en número de votos (creo)¿vale?
Otro abrazo hacia los Madriles.

¡Frau María! ¿Eliges la primera? Mmmmm. Qué bien me caes.
Besos y abrazos.

07:15  
Blogger JULIO FALAGAN dice...

Grandes ilustraciones veo en tu blog y gran anécdota la de los distintos idiomas!!!

Enhorabuena por tu trabajo, es realmente bueno.

Ya tienes otro fan.

10:28  
Blogger tatio viana dice...

¡¡¡ LA PRIMERA, LA PRIMERA, LA PRIMERA, LA PRIMERAAAAAAAAAAA !!!

Sin lugar a dudas, la primera, es mucho más interesante... Dónde va a parar, hombre.

( Tus deseos son órdenes, Maese Iacobus... Y además hoy me siento más descansado y me apetece lanzar mi imaginación a volar. Debe de ser porque en mi curro actual también me siento bastante atado y a veces por arbitrariedades que, bueh, para qué aburrirte. )

10:30  
Blogger Itziar San Vicente dice...

pues el resultado está genial. Supongo que siempre te puedes tomar las cosas como un reto! y en este caso saliste victorioso!

10:47  
Blogger sobri dice...

Pues hay cosas que me gustan mucho en la segunda... las nubes, el mar... y por supuesto las telas... le da un toque muy especial...

Bueno a mi me gustan...

Y lo de tu cuento del conejo... me hizo mucha gracias cuando la persona anónima me lo contó en persona...

Un abrazo...

11:57  
Blogger JACOBO MUÑIZ dice...

Hola Julio. Que bien tenerte otra vez por aquí. Muchas gracias por tus palabras.
Sí, sí, tu sobrina tiene que ser para partirse de risa, y quedarse boquiabierto a la vez...

Gran Tatio, gracias por tu voto ¡¡cuádruple!!. Ya queda menos para que gane la primera...

Gracias Iziar. Sí, sí, lo interesante son los retos, siempre que no te limiten en exceso, claro.

Qué bien, Maestro Sobrinov. Entonces seguramente también conoces a su hija anónima y habrás visto sus teatrillos y demás. Qué envidia...

06:21  
Blogger bett/ dice...

Hola Jacobo, en particular me gustan las dos, sus texturas sus encuadres !!! y la anécdota genial!! saludotes... grandes como el gigante

10:40  
Blogger JACOBO MUÑIZ dice...

¡Uy, que me aplastas!

12:55  
Blogger An dice...

Las dos propuestas son interesantes visualmente hablando, aunque la tuña se ve más dinámica, el galego se lee relativamente como se escribe...más que nada por las vocales aviertas y cerradas y letras sibilantes varias....jejeje. saúdos

00:37  
Blogger Irma Gruenholz dice...

Hola Jacobo, gracias por el comentario que me dejaste en el blog. Hace tiempo que sigo tu trabajo y me gusta mucho ese nuevo rumbo que has iniciado con "Como antes" ¡que ganas tengo de verlo!. Oye, y muy interesantes estas reflexiones que planteas sobre la relación de la imagen con el texto! Un abrazo

18:30  
Blogger JACOBO MUÑIZ dice...

Ola An. Grazas pola túa visita (e o teu voto pola miña proposta...).
O problema da lectura é mesmo a da pronunciación. A mágoa é cando un escoita aos xornalistas e políticos galegos lendo galego do mesmo xeito que se fora castelán, cunha entonación neutra (castelá) allea á verdadeira língua.
Unha aperta.

Irma, es un placer. Gracias...
La verdad es que Como antes supone para mí un reto que me está haciendo crecer como ilustrador. El proyecto está aún sin acabar, pero tiene buenas persapectivas de publicación, así que... espero que puedas tenerlo pronto.
Otro abrazo para ti.

08:17  
Blogger An dice...

Grazas de que meu? Grazaas a ti,de certo é unha magoa o que acontece co galego dos telexornais, coido, ou máis ben gustaríame, que co tempo a cousa cambie,temolo mal,peroooo,quen sabe.... Por certo, emIgrado a forza? desculpa, sonchE un curioso. saúdos e apertas

10:01  
Blogger JACOBO MUÑIZ dice...

An, non son emigrado á forza,por sorte. Levo fora de Galicia dende cativo, polo traballo do meu pai, e xa quedei aquí.
Unha aperta.

06:50  
Blogger Gustavo Aimar dice...

Qué bueno post Jacobo, super interesante y completo, lleno de datos y rematado con una graciosa anécdota...

Es bien claro que ilustradores-editores casi nunca (hasta me atrevo a decir NUNCA) se pondrán de acuerdo... Todos los comentarios de arriba lo confirman.

Saludo!

17:37  
Blogger JACOBO MUÑIZ dice...

¡Hola Gustavo!
Bueno, espero que ese NUNCA se escriba con letras pequeñitas y deje lugar a las excepciones...
Un abrazo.

06:43  

Publicar un comentario

<< Principal