23.2.09

·Chema Madoz·



©Chema Madoz

El otro día tuve el placer de asistir a una enriquecedora charla de Chema Madoz en la que repasó su carrera como artista. Ese recorrido cronológico fue la excusa para ir desvelando distintos aspectos de la evolución de su pensamiento y maneras de hacer, una evolución guiada por la búsqueda de los recursos idóneos para contar lo máximo con lo mínimo.
Desde el momento en el que renuncia a etiquetar con títulos sus imágenes, Madoz establece con el espectador un diálogo en el cual el que observa representa el papel protagonista en la interpretación y recreación del mensaje. Los títulos son rejas que encarcelan la potencia expresiva del arte y las fotografías de Madoz están pensadas para que la imaginación vuele en libertad.